0 0,00

¿Es normal la falta de deseo sexual con mi pareja? ¿He dejado de quererlo?

falta de libido

¿Sientes que hay falta de deseo sexual hacia tu pareja? ¿Sientes que cuando se acerca tratas de evitar el contacto? ¿Sientes que es un tema que te preocupa y que te lleva atormentando ya un tiempo?

Primero que nada, comentar que la pérdida de deseo sexual o de “ganas” con una pareja estable o de larga duración es mucho más común de lo que se cree. 

El bajo deseo sexual puede deberse tanto a factores puramente físicos, biológicos como psicológicos, pero la mayor carga sobre la disminución del deseo sexual recae en los factores emocionales.

Por ese motivo es imprescindible:

Buscar la causa o motivos que han propiciado la disminución del deseo sexual para poder así encontrar una solución y no centrarse únicamente el problema o malestar.

¿Qué es el deseo sexual?

Falta de deseo sexual

El deseo sexual se entiende como un impulso sexual, una emoción y una sensación física de acercamiento sexual con otra persona y/o con unx mismx.

Motiva a la persona a relacionarse, a querer compartir intimidad, a mantener relaciones tanto afectivas como sexuales, a sentir placer, etc. 

A su vez, el deseo está mediado por hormonas, por lo que tiene un carácter instintivo. Y, además, se da ante la activación del cuerpo a estímulos eróticos.

Es cierto que un desajuste en el deseo sexual puede suponer un problema en la relación de pareja, y más aún si perdura en el tiempo, afectando así a la cantidad y calidad de los encuentros íntimos. 

Y esto se debe a que la pasión es un elemento fundamental dentro de una relación de pareja. Pero, antes que nada, se debe entender que cuando se habla de pasión no se habla de sexo entendido dentro del contexto de relaciones sexuales con penetración.

Se entiende como una forma de expresión que ayuda a crear vínculos íntimos con la pareja. Generando el disfrute a través del placer mucho más allá de la genitalización. 

Por lo que engloba el contacto con la piel, caricias, besos, etc. Pero, aun así, hay que tener en cuenta que, aunque sea esencial, el deseo sexual va a fluctuar a lo largo de la vida y de la relación.

A qué se debe la falta de deseo sexual

Factores personales:

Factores internos
  • Problemas emocionales tales como estrés, ansiedad, depresión, duelo, etc. 
  • La educación sexual recibida: si se ha convivido en un entorno donde el sexo ha sido un tema tabú, haciendo creer que no es bueno y generando así sentimientos de culpa o vergüenza.
  • Excesiva carga de trabajo o responsabilidades que disminuyen la atención a factores personales como autocuidado, tiempo de calidad con unx mismx, etc.
  • Falta de autoestima o seguridad personal
  • La toma de medicamentos tanto anticonceptivos como psicofarmacológicos que tienen efectos secundarios sobre el deseo sexual.
  • Los factores sexuales y físicos también afectan de forma estrepitosa como la insatisfacción sexual, el dolor en las relaciones, dificultades en la excitación y/o el orgasmo.
  • Desajustes hormonales (ciclo de la menstruación, menopausia, embarazo, etc.)
  • Consumo de tabaco, alcohol u otras sustancias.
  • Y finalmente, vivencias traumáticas en torno al ámbito sexual.

Factores internos a la pareja:

Factores externos de pareja
  • Críticas destructivas e hirientes, generando así una comunicación agresiva y poco respetuosa.
  • Estimulación inadecuada. A veces se da por escaso conocimiento de las zonas erógenas de la otra parte o del escaso conocimiento sobre la anatomía y el placer en general.
  • Monotonía y rutina, dejando de lado la novedad. Por ejemplo, hacerlo siempre en las mismas posturas, con los mismos inicios, mismos lugares, etc, .
  • Falta de iniciativa y que sea la otra persona la que siempre del paso.
  • Abandono del erotismo: después de tanto tiempo ya no se cuida tanto los pequeños detalles que despiertan el erotismo en la pareja y se van dejando de lado. Como por ejemplo lencería más atrevida y cuidada, pijamas más seductores, palabras atrevidas e insinuantes, etc.
  • Falta de conexión o confianza en la pareja, a veces debido a una infidelidad.

Tipos de deseo sexual

Actualmente, existen, en mujeres, dos tipos de deseo sexual:

Deseo sexual espontáneo:

Es el deseo que se da en hombres o en mujeres dentro de una relación de corta duración, es decir, durante la fase de enamoramiento.

Aquel deseo que surge espontáneamente sin necesidad de algún estímulo y que lleva a mantener relaciones sexuales muy pasionales. Pero tiende a disminuir con el tiempo y la monotonía y rutina.

Deseo sexual reactivo:

Se activa en respuesta a un conjunto de estímulos concretos, por lo que no surge de forma espontánea. Todo lo contrario, se activa ante un estímulo sexual con base de intimidad emocional, es decir, contacto físico como besos, caricias, palabras, coqueteo, etc.

Es más común en relaciones de larga duración, más estables y maduras. En estas etapas de la relación, la conexión emocional y la intimidad juegan un papel fundamental en la excitación sexual.

Donde, en ocasiones, puede ser que la mujer no sienta deseo o impulso sexual, pero gracias a esta combinación de estímulos, siente cierta satisfacción y excitación que la llevan a poder tener relaciones sexuales satisfactorias.

¿Qué no tenga deseo sexual significa que la relación no va bien? 

Motivo de falta deseo sexual

No se puede generalizar y menos dentro de este ámbito, pero como se ha mencionado anteriormente, sí hay factores que dependen directamente de la relación, pero hay otros muchos que no.

Que el deseo sexual se vea disminuido en comparación con otros momentos o etapas de la vida puede deberse a infinidad de factores y no significa unilateralmente que la relación de pareja esté en un mal momento o que se haya dejado de querer o sentir atracción por la otra persona.

Hay factores psicológicos y emocionales que tienen mucho peso en la disminución de la lívido.

¿Se puede recuperar el deseo sexual por tu pareja?

La respuesta es rotundamente sí, siempre y cuando físicamente no haya ningún factor que lo impida.

También es cierto que no se tiene el mismo deseo sexual ahora que hace diez o quince años atrás, ni tampoco las mismas “ganas” que cuando se inicia la relación.

Las comparaciones y las expectativas nunca son buenas. El cuerpo está en constante cambio y, con amor y respeto, hay que ir adaptándose a todos estos cambios para poder tener una sexualidad libre y sana, tanto en pareja como individualmente.

Lo que no se debe hacer es mostrar una postura de resignación ante dichos cambios, ya que la sexualidad acompaña a la persona a lo largo de su vida y por ende, debe ser un trabajo diario y constante. 

Como bien se ha comentado anteriormente, para poder dar el primer paso hacia la conexión de unx mismx con su placer, se debe identificar de dónde proviene este desajuste.

Es decir, ¿cuál es la causa de la disminución del deseo sexual? Una vez se obtiene la respuesta, se debe tener en cuenta un aspecto fundamental; el deseo, la prisa y la presión, son antagónicos. 

¿Cómo aumentar el deseo sexual hacia mi pareja?

Entender cómo aumentar la libido es fundamental para fortalecer la conexión emocional y física en una relación de pareja, permitiendo disfrutar de una vida sexual más satisfactoria y plena.

Para ello, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Más comunicación sexual asertiva, siempre desde el respeto y el cuidado y evitando así reproches o juicios.
  • Intercambiar gustos y deseos sexuales para poder darle espacio a la otra persona a poder establecer juntos un rumbo en común en torno a la sexualidad en pareja.
  • Dedicar tiempo de calidad a la pareja como por ejemplo agendar citas románticas.
  • Dar novedad a los encuentros sexuales y ayudarse del intercambio de gustos y deseos sexuales.

Conclusiones

Pero hay que tener en cuenta que lo más importante en cuanto al trabajo sobre el deseo sexual, es acudir a terapia sexual con unx profesional especializado que conozca el ámbito de la sexología y pueda hacer un buen trabajo sobre dichas.

Si eres psicólogo o médico y quieres formarte en el ámbito de la pareja y de la sexualidad, pues hacerlo con el Máster de Sexología y Terapia de Pareja de la Universidad a Distancia de Madrid y AMIR.
Índice
Responsable: Elizabeth Clapés. La finalidad del tratamiento de los datos para la que usted da su consentimiento será la de gestionar los datos de los clientes/usuarios que accedan al formulario de contacto de la página web de la entidad, contestar sus consultas y/o enviar publicidad de productos o servicios que puedan ser de su interés. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad y no se cederán a terceros, salvo obligación legal. Ud. tiene derecho al acceso, rectificación o a solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos en los términos previstos en la Ley, que podrá ejercitar mediante escrito dirigido al responsable de los mismos en la dirección de e-mail hello@esmipsicologa.com. Puede consultar información adicional aquí.

También te puede interesar

Sin categoría

¿Estás constantemente diciéndole a tu pareja lo que tiene que hacer y lo que no? ¿Le recuerdas sus citas médicas…

Sin categoría

Cuando decidimos empezar una terapia con un psicólogo/a, en muchas ocasiones sentimos que no avanzamos. Y llegamos a cuestionarnos si…

Sin categoría

Saber qué decir a una persona con ansiedad y cómo actuar cuando alguien de nuestro entorno experimenta ansiedad es clave…

¿No sabes si realmente podemos ayudarte?

Reserva una primera llamada telefónica con Elizabeth Clapés para que valore lo que te sucede y te ayude a orientarte en aquello que necesitas.

falta de libido
    0
    Tu carrito
    Vaciar carritoTu carrito esta vacío
      Calcular costo de envío
      Aplicar cupón

      Estamos aquí para ayudarte

      ¿Has tenido un problema con la web? ¡Cuéntanos!

      Responsable: Elizabeth Clapés. La finalidad del tratamiento de los datos para la que usted da su consentimiento será la de gestionar los datos de los clientes/usuarios que accedan al formulario de contacto de la página web de la entidad, contestar sus consultas y/o enviar publicidad de productos o servicios que puedan ser de su interés. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad y no se cederán a terceros, salvo obligación legal. Ud. tiene derecho al acceso, rectificación o a solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos en los términos previstos en la Ley, que podrá ejercitar mediante escrito dirigido al responsable de los mismos en la dirección de e-mail hello@esmipsicologa.com. Puede consultar información adicional aquí.

      Lista de espera para terapia psicológica

      Actualmente no podemos atender nuevos pacientes. Apúntate a la lista de espera para que te informemos tan pronto volvamos a abrir agenda ♡

      Responsable: Clapés Salud S.L. La finalidad del tratamiento de los datos para la que usted da su consentimiento será la de gestionar los datos de los clientes/usuarios que accedan al formulario de contacto de la página web de la entidad, contestar sus consultas y/o enviar publicidad de productos o servicios que puedan ser de su interés. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad y no se cederán a terceros, salvo obligación legal. Ud. tiene derecho al acceso, rectificación o a solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos en los términos previstos en la Ley, que podrá ejercitar mediante escrito dirigido al responsable de los mismos en la dirección de e-mail info@esmipsicologa.com. Puede consultar información adicional aquí.