0 0,00

Cómo no ser la mamá de tu pareja: Guía para una relación sana e independiente

como no ser la mama de tu pareja

¿Estás constantemente diciéndole a tu pareja lo que tiene que hacer y lo que no? ¿Le recuerdas sus citas médicas o sus compromisos? ¿Sientes que estás actuando como una madre?

Si las respuestas han sido afirmativas, puede que hayas adoptado el rol de madre con tu pareja.

En el artículo de hoy te enseñamos a detectar estos patrones y a establecer límites para que no sientas que eres la mamá de tu pareja.

Qué significa “ser la mamá de tu pareja”

Hace referencia a cuando actúas sobreprotegiendo a tu pareja.

Es decir, cuando decides hacerle todo, recordarle sus compromisos importantes, sus citas, prepararle la ropa e, incluso, responsabilizarte de todo lo suyo. 

Inconscientemente, se desarrolla una necesidad de ser necesitada, lo cual genera cierta relación de codependencia.

La otra persona se acomoda a esta atención y dedicación, por lo que la mujer trata a su pareja como trataría a un hijo. 

Es un rol de conducta en el cual no facilitamos que la otra persona crezca y madure.

Y, en consecuencia, la otra persona también va a depender de ti para todo, ya que ha decidido dejar en tus manos sus propias decisiones.

Posibles causas de este comportamiento

Hay infinidad de razones por las que adoptamos el rol de madre con nuestra pareja, pero aun así vamos a mencionar las más comunes.

Entre ellas podemos ver que hemos replicado la relación de nuestros padres. 

Puede que desde pequeña hayas visto como tu madre ejercía el rol de cuidadora y que, a pesar de sus propias necesidades, anteponía las del marido o las de los hijos a las suyas. 

Esto se debe a que nuestros primeros modelos de pareja ejercen una influencia importante en la forma en la que nos relacionaremos de adultos en una relación.

Y aunque creamos que son generaciones distintas y queramos cambiarlo, hay patrones tan aprendidos, que es costoso modificarlos

Puede deberse también a la inseguridad o baja autoestima.

Inconscientemente, crean en su pareja esa dependencia por el miedo atroz que sienten a ser abandonadas. 

Y las conductas que desarrollan es hacer sentir a la otra persona que no “pueden vivir sin ella” cuidándola en exceso para que la quieran, pero, sobre todo, que la quieran por sus actos de altruismo y cuidado. 

Otro motivo de peso para desarrollar el rol de madre puede deberse a la herida de apego o trauma de apego.

Es decir, una herida emocional de la infancia que no se ha trabajado y cerrado y qué, por ello, se ve reflejada en las relaciones de pareja. 

Puede verbalizarse con frases del estilo “no valgo”, “no merezco”, “no puedo”, “solo sirvo para cuidar”, “no sé hacer nada”, etc. 

Y la raíz de este trauma viene por las vivencias de la infancia en referencia a la desvalorización, negligencia y/o humillación por parte de los progenitores.

Mujer angustiada porque piensa que su pareja la ve como su madre

Consecuencias negativas de este comportamiento

Tanto si ejerces de rol de madre como si estás en la parte protegida o sobreprotegida, debes saber que:

Este tipo de relación no es saludable para ninguna de las partes.

Como consecuencias encontramos la pérdida de identidad de cada uno, ya que nos olvidamos de ser independientes o de trabajar la autonomía y la responsabilidad.

Anhelamos más el ser aceptado que el ser independientes.

Estas conductas generan codependencia

Ejerciendo el rol de madre dejas de ser tú y pasas a tener como prioridad la otra persona, olvidándote de tu persona, tus problemas y tus necesidades.

Esto conlleva a un gran sentimiento de vacío e inseguridad

Y, por otro lado, no dejamos que la otra persona se responsabilice, tome sus propias decisiones, se equivoque o tome parte activa en su vida.

Y a su vez, generamos inseguridad a la persona.

Finalmente, mencionar una de las consecuencias más estrepitosas:

Poco a poco se abandona el rol de pareja, con lo que conlleva a abandonar el deseo, la comunicación y la confianza.

Comienzan a cambiar los roles y comenzamos a perder esa admiración, esa atracción y esa motivación por la relación.

8 pasos para establecer límites

Importancia de establecer limites

  • Diferenciar entre cuidar y responsabilizar

Hay que tener en cuenta cuando es cuidar a alguien (estar enfermo, con una lesión, con ansiedad o estrés) y cuando responsabilizarse (hacerse cargo de tareas, compromisos o quehaceres de la otra persona).

  • Evitar recordarle obligaciones

Trata de no ser su secretaria, que sea la otra persona la que los recuerde.

Le puedes enseñar a usar la agenda o el calendario del teléfono, pero debes dejar de responsabilizarte por ello. 

Y si se olvida, ya aprenderá a no hacerlo. Es una persona adulta a la que tratas como un niño.

  • Establecer límites claros

Debes aprender a poder expresar tu opinión, a sugerir, a decir que no sin sentirte culpable, trata de comunicarle asertivamente los cambios que estás haciendo y marca límites claros sobre tus deseos y necesidades.

  • No sobreproteger

Sé que es difícil, pero debes tratar de no regañarle por todo, de hacerle todo como si no supiese.

Debe aprender a equivocarse y a decidir.

  • Priorizar tu bienestar

Hasta el momento la prioridad era tu pareja, pero debes comenzar a priorizar tu bienestar, tus necesidades y a trabajar sobre tu autonomía e independencia.

Trata de cuidarte física y emocionalmente.

  • Trata de comenzar a conocerte

Después de tanto tiempo centrada en la otra persona, es momento de que comiences a conocerte.

A saber qué quieres, qué deseas, qué gustos tienes y qué te hace sentir bien.

  • Dejar de ser la “salvadora”

No debes estar siempre solucionando sus problemas o pensando en él/ella constantemente. 

Deja que sea libre y que tome sus decisiones. Que aprenda a madurar y a responsabilizarse.

  • Cómo puede ayudarte un terapeuta

En muchas ocasiones, los motivos por los cuales adoptamos este rol tienen un trasfondo que no es complicado de lidiar y solucionar.

Un profesional de la psicología puede ayudarte a identificar, trabajar y mejorar estas conductas.

Conclusiones

Hemos normalizado el rol de madre en las relaciones de pareja hasta el punto de dejar de lado a nuestra persona para centrarnos única y exclusivamente en la otra persona.

Y cuando lo compartimos con amigas, vemos que muchas de ellas siguen los mismos patrones y lo normalizamos.

Como bien se ha mencionado:

Hay un carácter social y cultural bastante arraigado en este rol, pero también puede deberse a heridas emocionales no trabajadas.

Es por ello, que ya partimos de unas conductas poco saludables para la persona y para la pareja que deberían poderse trabajar para que la relación no empeore. 

Pero, sobre todo, para que no dejéis de ser pareja y paséis a ser madre e hijo/a.

Si eres psicólogo o médico y quieres formarte en el ámbito de la pareja y de la sexualidad, pues hacerlo con el Máster de Sexología y Terapia de Pareja de la Universidad a Distancia de Madrid y AMIR.
Índice
Responsable: Elizabeth Clapés. La finalidad del tratamiento de los datos para la que usted da su consentimiento será la de gestionar los datos de los clientes/usuarios que accedan al formulario de contacto de la página web de la entidad, contestar sus consultas y/o enviar publicidad de productos o servicios que puedan ser de su interés. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad y no se cederán a terceros, salvo obligación legal. Ud. tiene derecho al acceso, rectificación o a solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos en los términos previstos en la Ley, que podrá ejercitar mediante escrito dirigido al responsable de los mismos en la dirección de e-mail hello@esmipsicologa.com. Puede consultar información adicional aquí.

También te puede interesar

Sin categoría

Cuando decidimos empezar una terapia con un psicólogo/a, en muchas ocasiones sentimos que no avanzamos. Y llegamos a cuestionarnos si…

Sin categoría

Saber qué decir a una persona con ansiedad y cómo actuar cuando alguien de nuestro entorno experimenta ansiedad es clave…

Sin categoría

La llegada de tu hijo es uno de los momentos más importantes para una pareja y, para bien o para…

¿No sabes si realmente podemos ayudarte?

Reserva una primera llamada telefónica con Elizabeth Clapés para que valore lo que te sucede y te ayude a orientarte en aquello que necesitas.

como no ser la mama de tu pareja
    0
    Tu carrito
    Vaciar carritoTu carrito esta vacío
      Calcular costo de envío
      Aplicar cupón

      Estamos aquí para ayudarte

      ¿Has tenido un problema con la web? ¡Cuéntanos!

      Responsable: Elizabeth Clapés. La finalidad del tratamiento de los datos para la que usted da su consentimiento será la de gestionar los datos de los clientes/usuarios que accedan al formulario de contacto de la página web de la entidad, contestar sus consultas y/o enviar publicidad de productos o servicios que puedan ser de su interés. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad y no se cederán a terceros, salvo obligación legal. Ud. tiene derecho al acceso, rectificación o a solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos en los términos previstos en la Ley, que podrá ejercitar mediante escrito dirigido al responsable de los mismos en la dirección de e-mail hello@esmipsicologa.com. Puede consultar información adicional aquí.

      Lista de espera para terapia psicológica

      Actualmente no podemos atender nuevos pacientes. Apúntate a la lista de espera para que te informemos tan pronto volvamos a abrir agenda ♡

      Responsable: Clapés Salud S.L. La finalidad del tratamiento de los datos para la que usted da su consentimiento será la de gestionar los datos de los clientes/usuarios que accedan al formulario de contacto de la página web de la entidad, contestar sus consultas y/o enviar publicidad de productos o servicios que puedan ser de su interés. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad y no se cederán a terceros, salvo obligación legal. Ud. tiene derecho al acceso, rectificación o a solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos en los términos previstos en la Ley, que podrá ejercitar mediante escrito dirigido al responsable de los mismos en la dirección de e-mail info@esmipsicologa.com. Puede consultar información adicional aquí.